EL MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES Y CULTO RECIBIÓ POR PRIMERA VEZ A LAS IGLESIAS EVANGÉLICAS

10 Sep EL MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES Y CULTO RECIBIÓ POR PRIMERA VEZ A LAS IGLESIAS EVANGÉLICAS

El jueves 6 de septiembre se constituyó en una jornada histórica ya que por primera vez las iglesias evangélicas del país fueron recibidas en el edificio de Cancillería, sito en la intersección de Arenales y Esmeralda, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto, embajador Jorge Faurie, quien estuvo acompañado por el Secretario de Culto de la Nación, embajador Alfredo Abriani.

A lo largo del encuentro en un ambiente de cordialidad, los presentes dialogaron acerca de los avances sobre libertad religiosa, el diálogo y la trascendente tarea en asistencia social que realizan en las provincias las iglesias cristianas evangélicas.

La delegación de visitantes que participó de la audiencia con las autoridades nacionales estuvo integrada por los pastores Enrique Strohschein, presidente de la Unión de las Asambleas de Dios (UAD), Gerardo Sander, titular de la Federación Confraternidad Evangélica Pentecostal (FECEP), Jorge Sennewald, miembro de Argentina Oramos por Vos (AOXV) Joel Stefanini, máximo responsable de la Federación de Iglesias Pentecostales Autónomas (FIPA), y Carlos Pauer, Secretario Ejecutivo de la Confederación Evangélica Bautista (CEB), todos ellos miembros de ACIERA; el pastor Rubén Proietti, presidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA); y el pastor Néstor Miguez, titular de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE).

El canciller Jorge Faurie durante la charla puso en valor la presencia evangélica en nuestro territorio nacional y la importancia de que las opiniones que esta exprese sobre distintos temas de actualidad sean tenidas en cuenta como uno de los actores sociales relevantes de nuestra comunidad.

Asimismo destacó el funcionario el desafío de los pastores a la membresía de las iglesias evangélicas al amor, a la paz, a la acción. “Las iglesias cristianas son las primeras en comprometerse y salir a ayudar ante cualquier emergencia”, concluyó el ministro.